miércoles, 13 de diciembre de 2017

Causas del Imperialismo ( II )...


Como decíamos en clase...

Pero… ¿qué causas, qué factores motivaron el imperialismo? ¿Fueron de tipo o naturaleza variada? ¿Cómo influyeron en su época y en el futuro? La verdad es que fue un fenómeno de gran complejidad, con múltiples causas o factores que propiciaron su existencia; causas de tipo demográfico, económico, político, científico, ideológico… Veamos algunas de estas causas o factores…

Tras las causas demográficas, hoy veremos...

Las causas económicas
que fueron fruto de la expansión del capitalismo industrial y se fundamentaron en la búsqueda de nuevos territorios donde invertir el exceso de capitales acumulados. Éstos encontraron una productiva salida en forma de créditos otorgados a las minorías indígenas colaboradoras con la metrópoli, pero fundamentalmente en la financiación de infraestructuras tales como ferrocarriles, puertos o grandes obras de ingeniería (canal de Suez, Canal de Panamá, etc.).

Estas causas económicas también fueron fruto y se basaron en la exploración y conquista de zonas donde conseguir materias primas y energéticas abundantes y baratas. A las colonias se les asignó el papel de abastecer a las industrias metropolitanas.

Y cómo no; también fueron resultado y se fundamentaron en el control de espacios donde establecer mercados que asegurasen en régimen de monopolio la colocación de los productos industriales.

¿Y la mano de obra para todos estos planes?... Pues bien, igualmente, las causas económicas fueron fruto y se basaron en la utilización de una mano de obra no cualificada pero barata y dócil (en ocasiones esclava), que redujo los costes de extracción de las materias primas y contribuyó al éxito de la agricultura de plantación.

La parte práctica-visual la vamos a centrar en el país centroamericano de Panamá; veremos algunos datos de su Historia, y nos acercaremos a su bello canal, al Canal de Panamá, y con su estudio iremos de un océano a otro, del Atlántico al Pacífico y viceversa.


Vídeo: Historia del Canal de Panamá.



Vídeo: Animación de ingeniería. Canal de Panamá.


Vídeo: Grabacion acelerada del funcionamiento del canal de Panama.


Vídeo: El Canal de Panamá - Infographics - 15 Years Discovery Channel.


Causas del Imperialismo ( I )...


Estos días, mientras recordamos la información del curso pasado, vamos a ir acercándonos, poco a poco, al nuevo tema que acabamos de comenzar.

Hoy vimos tres conceptos básicos: metrópoli, colonialismo e imperialismo. Ahora sigamos con nuestro tratamiento.


El paso o tránsito se produjo en la 1ª mitad del siglo XIX y estuvo marcado por la crisis del antiguo colonialismo expresada en la pérdida de las colonias americanas de Gran Bretaña (RECUERDA: Revolución de Estados Unidos – Independencia colonias españolas en América Latina) y España, la desaparición de las doctrinas económicas mercantilistas y la lucha por la abolición de la esclavitud.

La expansión continuó durante la 2ª mitad del siglo, fruto de la pretensión de ganar nuevas áreas de influencia, alentada por la industrialización europea -deseosa de nuevos mercados- y el desarrollo técnico y militar. Otros factores que contribuyeron a dicha expansión fueron las exploraciones geográficas y misioneras en busca de la extensión de la ciencia y el cristianismo respectivamente. En 1885, en la Conferencia de Berlín, las potencias acordaron el reparto sistemático del continente africano.

Pero… ¿qué causas motivaron el imperialismo? ¿Fueron de tipo o naturaleza variada? ¿Cómo influyeron en su época y en el futuro? La verdad es que fue un fenómeno de gran complejidad, con múltiples causas o factores que propiciaron su existencia; causas de tipo demográfico, económico, político, científico, ideológico…


Veamos algunas de estas causas o factores…


Empecemos por las causas demográficas. En el período comprendido entre 1850 y 1900 la población europea pasó de 300 a 450 millones de almas. Las penosas condiciones de vida de la clase trabajadora en los países industrializados (europeos y Estados Unidos) animó a muchos a buscar mejores perspectivas de vida en los territorios que iban ocupándose.

Este incremento demográfico también afectó a potencias asiáticas como Japón y continuó en ascenso hasta 1914 (inicio 1ª Guerra Mundial). Parte de esa población fue absorbida por los territorios coloniales a través de una persistente inmigración que en ocasiones llegó a alterar de manera sustancial la composición étnica de extensas áreas.

Los avances médicos, como el uso de la quinina, contribuyeron en gran medida a estas migraciones, ya que permitieron combatir con éxito enfermedades endémicas como el cólera, tifus o el paludismo que hasta entonces habían hecho inhabitables para el hombre blanco extensos territorios.

Vídeo: uso de la quinina.


Vídeo: Día Mundial del Paludismo 2010.


Vídeo: PEORES ENFERMEDADES DE LA HISTORIA. Vídeo donde se muestran las peores enfermedades que han infectado a los humanos, dándonos a entender que un día puede llegar una enfermedad tan fuerte que acabe con la raza humana.




Vídeo: 10/03/2009. Autoridades Sanitarias tienen Controlado brote de Rickettsia.Las rickettsias son causantes de enfermedades infecciosas transmitidas por aerosoles, mordeduras, picaduras, rasguños, aguas y alimentos contaminados. Ejemplos son el tifus clásico (transmitido por piojos), el tifus murino (por pulgas) y la fiebre de las montañas rocosas (por garrapatas). Asimismo, han sido asociadas a una gran variedad de enfermedades de las plantas.


 

Imperialismo y colonialismo en el siglo XIX: Conceptos.



Veamos los conceptos de colonialismo e imperialismo

El término imperialismo hace referencia a la actitud, doctrina o acción que conduce al dominio de un estado sobre otro u otros mediante el empleo de la fuerza militar, económica o política.

Durante el último tercio del siglo XIX las potencias europeas y algunas extraeuropeas (USA y más tarde Japón) desarrollaron una política de expansión colonial acelerada que ya venía gestándose desde comienzos de siglo. Esta nueva fase del colonialismo, que recibe la denominación de imperialismo, tendía a la formación de grandes imperios y constituyó una constante fuente de conflictos que desembocaron en la 1ª Guerra Mundial.

Los términos colonialismo e imperialismo para algunos autores son sinónimos, pero otros aprecian diferencias entre ellos; conozcamos…

El colonialismo suele aludir a las primeras fases de la expansión europea, durante los siglos XVI, XVII y XVIII. Las metrópolis controlaron una serie de territorios, explotados económicamente, que alentaron relaciones de subordinación con los pueblos autóctonos de la zona, a los que impusieron sus estructuras y formas de vida. Se impulsó el control de rutas, lugares estratégicos y la creación de zonas de influencia, pero no quedó claramente establecida una conducta de conquista continua y sistematizada.

El imperialismo, a diferencia del anterior, tiene fuertes connotaciones nacionalistas; los estados que lo practicaron pretendían la conquista sistemática de la mayor cantidad posible de territorios con el objetivo de alcanzar el rango de potencias mundiales. No buscaban tanto la transformación cultural de estas zonas como su control político, económico y militar. Este proceso adquirió nitidez en el último tercio del siglo XIX.


Vídeo: Colonialismo e Imperialismo siglo XIX.


domingo, 26 de noviembre de 2017

Mapas... Unificación de Italia y de Alemania.

Colguemos unos mapas para que nos sirvan de apoyo en el estudio...





lunes, 20 de noviembre de 2017

Himnos de Italia y Alemania...

Himno de Italia...


Himno de Alemania...


miércoles, 15 de noviembre de 2017

Nacionalismo centrífugo y Nacionalismo centrípeto...



Como sabemos...“A lo largo del siglo XIX, se consolidaron dos modelos: Nacionalismo segregador y Nacionalismo integrador”.No obstante, también pudiéramos haber podido leer… “Así, a lo largo del siglo XIX, se consolidaron dos modelos: Nacionalismo centrífugo y Nacionalismo centrípeto”.


En ambos casos… estaríamos hablando de lo mismo: Pero, veamos…

Nacionalismo centrífugo:

Es el que pretende la secesión de una parte del territorio de un Estado habitado por una población con características cuyas diferencias con la considerada mayoritaria puedan definirla como minoría nacional. En ocasiones el mismo Estado del que pretenden separarse se define a sí mismo como estado plurinacional, como fue el Imperio Austrohúngaro.


El nacionalismo centrípeto:

Es el que pretende la unificación nacional de las poblaciones con características comunes que habitan en distintos estados, donde pueden ser minorías nacionales y por tanto en esos estados constituyen nacionalismos centrífugos (es el caso del nacionalismo kurdo), o bien ser estados nacionalmente homogéneos pero separados (es el caso de las unificaciones de Italia y Alemania en el siglo XIX, aunque en ambos casos el solapamiento con el Imperio Austrohúngaro complica la definición).

Vídeos: 1º, Gericault (Francia) - 2º, Caspar David Friedrich (Alemania) 




El Nacionalismo...



Durante el Antiguo Régimen ya hemos visto cómo no existe la idea clara de nación en el sentido actual, los reyes absolutos son internacionalistas, no subrayan las diferencias de sus estados frente a otros, los habitantes de un reino se sienten súbditos de un rey más que ciudadanos de una nación.

Con la Revolución Francesa de 1789 aparece ya consolidado el término nación, el tercer estado –dirigido por la burguesía- se constituyó en Asamblea Nacional y entendieron que el depositario de la soberanía no era el rey sino la nación, es decir, el conjunto de los habitantes del país con derecho a voto.

La lucha contra el resto de Europa afirmó la idea de nación, se creó un ejército nacional que ya no dependía del rey sino de la nación, se exaltó el patriotismo y, en el caso de Francia se identificó nación con Estado. Como vemos, la idea de nación es evidentemente burguesa.

Más tarde las tropas de Napoleón que recorrieron Europa llevaron la idea de nación a todos los pueblos, esto se volvería contra ellos, pues al tomar conciencia de sus peculiaridades nacionales tendrían un arma importante para luchar contra los mismos franceses.

La idea de pertenecer a una nación y el aumento del movimiento nacionalista se van a extender por Europa y, a menudo, el movimiento nacionalista irá unido al liberalismo político, de hecho la burguesía es el motor de los dos movimientos.


Vídeo: Unificación Italiana.

 

 Vídeo: Unificación de Italia.

 

Vídeo: Unificación Alemana (partes 1 y 2).




martes, 14 de noviembre de 2017

Y en en los momentos en estudio... surgen nuestros sindicatos: UGT y CNT...



Hagamos un poco de memoria...La UGT fue fundada por Pablo Iglesias el 12 de agosto de 1888 en Barcelona durante un congreso que tuvo lugar en el Teatro Jovellanos coincidiendo con la celebración de la Exposición Universal de Barcelona de 1888, que había dado trabajo a miles de personas en tareas de construcción, haciéndolo en duras condiciones por lo que dio lugar a la concienciación de organizarse para defender sus intereses.

Fue en 1920, en el transcurso de su XIV congreso, cuando asumió la lucha de clases como principio básico de la acción ugetista y en el transcurso de la Guerra Civil y la posguerra estuvo en la clandestinidad para resurgir en el marco de la transición democrática junto con CCOO, convocando las huelgas generales de 1988, 1992, 1994 y 2002. Su Secretario General desde la transición hasta 1994 fue el histórico sindicalista Nicolás Redondo, a quien sustituyó Cándido Méndez, reelegido en 1995, 1998, 2002, 2005 y 2009.

Por su parte...La Confederación Nacional del Trabajo, C.N.T. se fundó en Barcelona en 1910. Este sindicato recoge las anteriores tradiciones asociacionistas de los trabajadores del estado español creadas a partir de los núcleos apolíticos y antiautoritarios de la 1ª Internacional (último tercio del siglo XIX).

En 1917
convocó junto a la UGT una huelga general en contra de la situación general del país. El fortalecimiento significativo del sindicato se produjo a partir de 1918, momento en que la crisis de la industria catalana impulsó a miles de obreros a afiliarse a la organización. Se produjo en este año la huelga de "La Canadiense" (la actual compañía de la luz) donde la CNT consiguió la implantación de la jornada de 8 horas. Con el fin de contrarrestar la fuerza adquirida por la masa obrera organizada, surgió el pistolerismo, financiado por los patronos, que sembró la violencia ciudadana y logró desestabilizar el sindicato. En 1923, tras la implantación de la dictadura de Miguel Primo de Rivera, la CNT entró en la clandestinidad. Su actividad en este período estuvo marcada por la participación en varias confabulaciones dirigidas a terminar con el régimen.

Con la llegada de la II República (1931), el número de afiliados a la CNT se incrementó espectacularmente, llegando a contabilizarse hasta 1.200.000 trabajadores organizados en los sindicatos confederales. Durante este período a parte de las luchas por conseguir las mejoras laborales más inmediatas la CNT participó, cuando no propició directamente, varios movimientos revolucionarios. En Andalucía se llevó a cabo la revolución social inmediata, cuya represión fue tan fuerte (Casas Viejas) que la CNT preconizó la abstención en las elecciones de 1933. En Asturias, los cenetistas firmaron el pacto de Alianza Obrera con la UGT y protagonizaron la Revolución de Octubre (1934). Como consecuencia de las duras represalias que el gobierno de la Confederación Española de Derechas Autónomas (CEDA) puso en práctica contra los obreros sublevados, se formó la coalición del Frente Popular y la CNT no aconsejó, en esta ocasión, la abstención de sus afiliados, favoreciendo con ello el triunfo electoral de la izquierda.

Al comenzar la Guerra Civil en 1936, la CNT, en contra de sus ideas apolíticas y antiestatistas, que siempre a mantenido, participó en el gobierno republicano y en el de la Generalitat (órgano de gobierno autónomo de Cataluña). Los milicianos cenetistas consiguieron hacer frente a los sublevados en Cataluña y en Aragón. En las zonas que controlaron, pusieron en marcha la revolución social y realizaron las colectivizaciones en la industria y en el campo.

La derrota republicana en el conflicto significó la muerte o el exilio para la mayoría de los militantes, aunque la CNT continuó participando en la lucha contra el general y dictador Francisco Franco, desde el movimiento obrero y desde la guerrilla.

Tras la muerte de Franco (1975), en los años de transición, resurgió la CNT como central sindical. Legalizada, junto al resto de los sindicatos, en 1977, postuló el comunismo libertario y el anarcosindicalismo, manifestando su clara oposición a la dictadura franquista pero sin situarse de forma nítida al lado de las organizaciones defensoras del orden burgués establecido.

En la actualidad pese a no tener la fuerza que tuvo en otros tiempos, la CNT mantiene su presencia en diversos sectores y en conflictos que enfrentan a los trabajadores con la patronal.

Vídeo: Historia de UGT.





Vídeo: A las barricadas-Himno de la CNT (Ana Belén y Victor Manuel).

lunes, 13 de noviembre de 2017

Los sindicatos... su origen.




El origen de la palabra viene de Grecia. El de la idea viene de tiempos más cercanos a nosotros. Síndico es un término que empleaban los griegos para denominar al que defiende a alguien en un juicio; protector. En Atenas en particular se llamó síndicos a una comisión de cinco oradores públicos encargados de defender las leyes antiguas contra las innovaciones. Y ya más adelante, se utilizó la palabra síndico con valor adjetivo para denominar aquello que afectaba a la comunidad o que era comunitario.

¿Qué es, pues, un sindicato?

El concepto moderno de sindicato nació entre los patronos: para evitar hacerse la competencia en los precios, se sindicaron formando una asociación que gestionaba la colocación en el mercado de sus productos, de manera que todos cobraran al mismo precio.

Lo más parecido a esos sindicatos son nuestras cooperativas agrícolas. Los trabajadores tuvieron que aprender de los empresarios. Estaban malvendiendo su trabajo por competir entre ellos. Decidieron, pues, agruparse en sindicatos que vendían mano de obra en vez de trigo o carbón. Consiguieron mejorar muchísimo el precio del trabajo, es decir los salarios.

Hay que señalar que el gran enemigo del sindicato no era el patrón, sino el trabajador no sindicado o los otros sindicatos del mismo sector.

Pero pasa el tiempo y... ¿Qué es un sindicato tal cual lo conocemos hoy?
Es la asociación de trabajadores constituida para unirse íntimamente con el objeto de defender sus derechos laborales y la conquista de nuevos. Se fundamenta, pues, en la unidad monolítica de los trabajadores ante necesidades comunes de clase explotada.

El sindicato es la expresión más legítima de la clase obrera organizada, la que gracias a su unidad, organización y constancia en la lucha ha conseguido derechos que, de otro modo, no hubiera sido posible.

Por esa razón, los sindicatos son ardorosamente combatidos por los patrones explotadores y gobiernos antidemocráticos, habiendo tenido necesidad de intensificar las luchas extremadas con huelgas y paros generales, para que se les reconozca mínimas conquistas, muchas veces escamoteadas por intervención de los organismos estatales parcializados con los intereses patronales, que tratan por todos los medios de desconocer el derecho de reunión o asociación, normados por nuestra Constitución Política.

También se puede definir el Sindicato como la organización continua y permanente creada por los trabajadores para protegerse en su trabajo, mejorando las condiciones del mismo mediante convenios colectivos refrendados por las Autoridades Administrativas del Ministerio de Trabajo. En esta situación será más factible conseguir mejoría en las condiciones de trabajo y de vida; sirviendo también para que los trabajadores expresen sus puntos de vista sobre problemas que atañen a toda la colectividad.

Vídeo: Historia del sindicalismo. Primero de mayo.



sábado, 11 de noviembre de 2017

Papa León XIII - Encíclica "Rerum Novarum"...



"Rerum novarum" es la primera encíclica social de la Iglesia Católica. Fue promulgada por el papa León XIII el 15 de mayo de 1891. Fue una carta abierta dirigida a todos los obispos, que versaba sobre las condiciones de las clases trabajadoras. En ella, el papa dejaba patente su apoyo al derecho laboral de formar uniones o sindicatos, pero sin acercarse al marxismo, pues también se reafirmaba en su apoyo al derecho de la propiedad privada. Además discutía sobre las relaciones entre el gobierno, las empresas, los trabajadores y la Iglesia, proponiendo una organización socioeconómica que más tarde se llamaría corporativismo.



El tema central gira entorno a la condición de los trabajadores, de sus derechos y deberes, así como también de los directivos, de los patrones. León XIII hace un particular énfasis en la relación obrero-patronal, pues insiste en que este binomio es inseparable. A su vez hace una crítica de la lucha de clases, del socialismo y de los excesos del capitalismo. Señala la imposibilidad de superar totalmente las desigualdades sociales. Si bien reconoce el derecho a la propiedad privada, subraya el deber de ayudar a los demás en sus necesidades, e insiste en la importancia de establecer asociaciones de trabajadores para su defensa y promoción humana. A manera de conclusión exhorta tanto al mundo obrero, como al patronal a pugnar por la reconciliación de las clases sociales apelando a los principios morales del Evangelio.

 Vídeo: Historia de la Iglesia Revolución industrial Marx, León XIII Rerum Novarum.

 

 Vídeo: Leone XIII - Primera vez que aparece un Papa en filmación.